Una nueva cita, un encuentro más. Desde hace algún tiempo mis sucesivos e incesantes viajes no me dejan tiempo para seguir llenando la estantería de los sueños que supone este blog. Hoy, cuando desde mi distancia, el domingo se viste de oscuras nubes y la temperatura baja hasta conseguir quebrar los huesos, me permito ofreceros esta entrada, un poema recitado que tiene para mí, un valor muy especial.

Mis dos hijos y mi amigo, aquel primer amigo compañero de la infancia, me ayudaron a componer este video que publico. Éste es nuestro primer trabajo literario juntos y, en él, he querido destacar: La voz de Ramón, la pericia de Alex en la ecualización del sonido y la sensibilidad de José tocando el piano, confío poder disfrutar de nuevo de su apoyo en un próximo proyecto.

Amigo desde aquella lejana infancia en que las cosas eran tan diferentes, que nunca sabes si perteneces a este mundo o por azar te caiste de un bastión de estrella, de la esquirla de un planeta lejano.

Nunca dejas de soñar. El paso firme se deteriora con los años, sin embargo, el alma limpia sigue paseando los caminos con ahinco. En la andada, el calor amigo de la infancia huele a hogar, y te sientes necesitado de aquellos que lo fueron contigo, amigos.

Repican los platos, derrapan las ruedas de aquellas deslucidas biciquetas al torcer la calle Balmes… Recuerdas amigo?. El pan y la sal del tiempo perdido en la memoria, bucaneros de las calles de aquel tiempo, heróicos delfines de pelea, incendiarios reclamos de grandeza…

La letra, el sentir, la música de las palabras que se enredan en los versos que recito, los dedico a mi amigo de la juventud que, sin nombrar, queda en mi recuerdo. VCG.

El autor

 

 

En esta os dejo, deseando haberos impregnado un mensaje en el buzón de vuestra alma.

 

JCruz.

Os deseo un domingo lleno de “esas cosas” que consiguen llenarnos el corazón de vida.

Sed felices…

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: