Vendo, compro,

tengo y dejo bien barato…

una risa…

un trozo de cielo,

un amor a desbandadas…

 

Cedo, trueco a cada paso…

los latires huecos de mi alma,

el viés de la luna blanca…

Estoy dispuento a entregaros un corazòn limpio!

por dos cuartos…

el espeto de la suerte

en un instante;

os puedo regalar, maldita sea!

una esquirla de mi propia

muerte….

A %d blogueros les gusta esto: