Sabes el dicho popular?

 

Plantar un árbol, tener un hijo y…

 

Escribir un libro.

 

Te aliento a escribir

 

EL LIBRO DE TU VIDA

 

 

 

Había entendido que antes de seguir escribiendo debería tener algunos puntos claros, por lo que me senté en plan pensador griego, y me formulé alguna de las preguntas que me suscitaba aquel deseo inexorable de escribir mi primer libro.

Fábrica de escritores. –

Seguro que ante la iniciativa de escribir, te has preguntado: ¿Cómo aprendo a ser escritor? Esa es la pregunta del millón, evidentemente existen todo tipo de cursos, libros, artículos, ¡vamos! una caterva de escritos varios, donde, cada uno da su opinión más o menos docta. Para ser directo, te daría una respuesta simple; si quieres ser escritor, lee.

Esa es la primera premisa; leer te enseñará como defenderte, te dará argumentos literarios, te mostrará cómo definir personajes y diálogos; pondrá delante de tus narices, los más variopintos paisajes donde se suceden las diferentes historias, incluso leyendo a escritores mediocres aprenderás mucho; sobre todo, aquello que tú, no harás jamás. Para resumir; el artículo primero de la guía de un escritor: Lee; lee distintos estilos, lee a los clásicos, a los grandes autores y también a los escritores noveles, de cada uno de esos grupos sacarás tus impresiones que determinarán, con el tiempo; el criterio que habrá de generar, tu propio estilo.

a.      Armando escritores.

No, no es una guerra; se trata de instruirte, ¡sí amig@!, debes ponerte al día en las doctrinas que te van a ser imprescindibles para el desarrollo de tu proyecto y que vas a necesitar para ser capaz de escribir fluidamente. Evidentemente puedes volver a recurrir a cursos, libros, artículos, blogers, cualquier medio que puedas permitirte es fundamental.

En mi caso, ante mis escasos medios económicos; me decanté por la red, cogí mi espada y nombré al señor GOOGLE; caballero en la orden de los escritores noveles. A partir de aquel momento, me sumergí por todo artículo que encontré a mi paso, después de la tira de opiniones directas, descubría que mi primer aliado para conseguir mi propósito, era una señora que me resultaba familiar, su nombre era Ortografía, de la que se dice: es el conjunto de prescripciones y reglas que determinan el uso correcto, de la lengua escrita y hablada. Me vas a disculpar por este tipo de definiciones tan estiradas; pero ¡claro!, no voy a enfrentarme con la RAE, por lo que me limito a copiar las definiciones tal y como se representan en el DRAE.

Después de mucho navegar, leer y recordar; me daba cuenta que cuanto había leído, lo estudié en mis cursos de Bachiller; ¡Sí, has oído bien!, Bachiller; por lo que era cosa de darle un repaso. No me voy a meter en el tedio de darte una clase de gramática, pero sí, te recordaré los tres puntos que te van a ser de mucho interés: Ortografía, reglas de puntuación y reglas de acentuación.

Como  prometí ayudarte, ahí te dejo un link donde puedes instruirte sobre las doctrinas gramaticales.

Manual Ortográfico    

 

b.     Argumento y personajes.

Después de unos días recordando las pautas de la señora Gramática, y dedicar el tiempo de ocio a la lectura, me dispuse de nuevo delante del ordenador. La valentía de la primera vez, se había tornado en un verdadero rile, me enfrentaba a la primera sensación que me produciría el desempeño de escribir “El libro de tu vida”; lo llamé, miedo escénico.

Había leído sobre él, era común sentir ese canguelo al comenzar a escribir; tal vez la inconsciencia de la primera vez, dejó ciega mi realidad. Ante la cara de tonto que el fracaso inicial y el cagancho de aquella mañana habían dejado en mi rostro, en un arrebato de valentía, reaccionaba formulándome una pregunta: ¿Sobre qué escribo? Esa pregunta no debe dejarte colgado; escribe sobre lo que conoces, lo que te gusta, aquellos temas que te son afines; esa decisión te pondrá todo más fácil.

Cuando resuelvas el tema de tu relato, te encontrarás con el siguiente escollo; los personajes, pero no te preocupes; te aseguro que el protagonista del libro de tu vida, brotará de tu imaginación como un reflejo de ti mismo y en consecuencia nacerán con él, cuantos actores de reparto precises para tu argumento; en este caso, Dios, eres tú.

c.      Diálogos y narrativa.

Vamos avanzando, confío no estar aburriéndote, en cualquier caso ¡despierta!, la narrativa ha de servirte para describir paisajes o escenarios; los diálogos, darán vida a tus personajes. Entre narrativa y diálogos generarás la expectación que vas a requerir para que tu obra encumbre las cimas del éxito, ¡eso sí!, no olvides que la primera meta es terminar tu libro; como segunda opción viene el reconocimiento, para eso, tu libro ha de ser muy persuasivo, generar expectación, ser original, y por si no lo sabías; tener suerte.

En este apartado te voy a contar un secreto casi existencial: El guión de los diálogos no está en el teclado; es un signo especial, se acciona por una sucesión de teclas, ¡menuda putada!, estuve media mañana para encontrarlo.

¿Cómo se escribe el guión para representar los diálogos?

Mejor respuesta.- Alt+0151  resultado   —¡Milagro!

Te aseguro que te acabo de desvelar un secreto que te va a venir de perlas. En mi caso, hube de corregir todos los diálogos de mi libro, cuando un amigo muy gracioso se partía de risa mientras me informaba que el dichoso guión no era el del teclado. Por cierto no dejes un espacio entre el guión y la palabra, la norma dicta que han de estar juntos.

Bien compañero ¡ya estás preparado! puedes comenzar:

EL LIBRO DE TU VIDA

 

¡Suerte!

En la siguiente entrega te contaré algunos secretos sobre tipografía, ¡ehhh! no te asustes; te mostraré como dar forma a tu escrito ¡verás que fácil!, descubrirás en cada párrafo escrito, el formato que dará presencia al libro de tu vida.

Te espero en el siguiente capítulo de “El libro de tu vida”, si te apetece, sigue el blog y llegará a tu correo cada una de las entregas de esta experiencia.

¡Saludos!

JCruz

Fotos de la RED.

 

A %d blogueros les gusta esto: